diumenge, 29 de juliol de 2012

La Fornarina, de Rafaello Sanzio, preñada.

Yo también estuve enamorado de una "fornarina" de El Puig (País Valencià) y lo estoy aún de un "fornarino" hijo de panaderos y poeta de Burjassot, Vicent Andrés Estellés.

Pero ahora voy a hablar del descubrimiento que he hecho copiando la obra "La Fornarina" de Raffaello Sanzio.


La Fornarina, Raffaello Sanzio, 1518, Galleria
Nazionale d'Arte Antica, Roma
He descubierto que, a despecho de las mil sandeces que se han dicho de la pintura de la amante del maestro, creo poder afirmar que este bellísimo retrato está realizado en un momento muy especial para la pareja : su amante espera un hijo de él. Y su mano no cubre un pecho cancerígeno sino que se eleva, delicadamente, - no hay que olvidar que La Fornarina era soltera - para dejar al descubierto un vientre que empieza a crecer preñado y que es el motivo central de la pintura.

Especialistas - ginecólogos, tocólogos - analizarán a partir de ahora cada pliegue, cada volúmen de este extarordinario retrato para mayor gloria, no mía, sino de Raffaello Sanzio. Lo compararán con el otro retrato de Margherita Luti...

Me siento feliz copiando al maestro.

Me siento feliz poniendo mi granito de arena en la Historia del Arte.


Madona Sistina (detalle), Raffaello Sanzio, 1513-1514, Gemäldegalerie, Dresde.
Ahora dejo el trabajo a los investigadores (también discuten acerca de la Madona Sistina : yo no veo a otra que a Margherita Luti). Yo sigo pintando...(aunque mi cuaderno de dibujos - con La Fornarina el último - acabará en algun rastro de vete a saber donde...de tan bien robado que fue, 30-07.2012). No problem mañana empiezo otro...
Madonna della Seggiola, Raffaello Sanzio, 1514, Palacio Pitti, Florencia.

Dicen las malas lenguas que Raffaello Sanzio murió de placer en los brazos de su Fornarina. Yo me lo creo.