divendres, 5 d’octubre de 2012

El primer Rafael.


Es importante saber de donde partió Rafael a la hora de analizar su punto de llegada. La Escuela de Umbría, Perugino, Pinturicchio son sus puntos de partida. Un poco más allá al principio y al final del Renacimiento : Florencia, que entonces era la Bottega de Verocchio (Nota1).

The Virgin and Child, 15th century (oil on panel), Pinturicchio (Bernardino di Biagio) (c.1454-1513) / Ashmolean Museum, University of Oxford, UK.


No digamos sandeces delante de La Transfomación porque Rafael sólo vivió 37 años y en ese tiempo adelantó la Historia del Arte como no había sido capaz de hacerlo casi nunca.

Descendimiento Borghese, 1507, Rafael, Galería Borghese, Roma.
La indefinición es la nota dominante cuando se habla de los orígenes de Rafael. No es nada fácil para nuestra ideología hablar de misticismo y algunos prefieren hablar de 'blandura'. Pero la escuela de Umbría parece caracterizarse no por la intelectualidad florentina (Nota2) sino por la espiritualidad 'cristiana' – la entrecomillo porque no tengo clara la procedencia y la cualificación de cristiana me parece muy simple - . La podría llamar espiritualidad bizantina o copta probablemente con mayor acierto. O simplemente espiritualidad naturalista franciscana si hubiera tenido la paciencia de leerme los escritos franciscanos de San Buenaventura. 

Un consejo: mirar las pinturas de Perugino y Pinturicchio, simplemente. Después las de Fra Angélico. Todavía no se había creado la Escuela Neoplatónica en los jardines mediceos. Aquello era otra cosa. Pero hacerme caso : mirar las pinturas, detenidamente. Aquí hay una muestra:

Descendimiento, 1495, Pietro Perugino, Galería Palatina, Florencia.




 


No se puede entender el último Rafael sin conocer el primero y ese creo que ha sido el pecado capital de esta expo en El Prado : dar por sentado que la gente conoce al primer Rafael, pero no es así.

Notas.-

Nota1.-


Rivestì un ruolo importante nella tendenza a misurarsi con diverse tecniche artistiche, manifestatasi nella Firenze di fine Quattrocento, e infatti la sua bottega divenne polivalente, con opere di pittura, scultura, oreficeria e decorazione, così da poter far fronte all'insistente domanda proveniente da tutta l'Italia di prodotti fiorentini."(Wikipedia).

Muy buen maestro Verrocchio pues todos le superaron.

Nota2.-

"Secondo lo storico francese André Chastel, il Rinascimento urbinate, detto "matematico", fu una delle tre componenti fondamentali del Rinascimento delle origini, assieme a quello fiorentino, "filologico e filosofico", e quello padovano, "epigrafico ed archeologico". Dei tre era quello "più strettamente connesso alle arti"[2]." (Wikipedia)