dimarts, 14 d’agost de 2012

La vida alegre renacentista : Renacimiento y moral.

Sólo nos queda el recuerdo de los Papas. Un  recuerdo de escándalo para nosotros, pero no para los contemporáneos de los Borgia. Todos disfrutaban de una vida alegre sin cortapisas morales. Pero la historia no ha permitido que llegase hasta nosotros ese modelo de sociedad tan lúdico : podría poner en peligro la estructura moral que mantiene nuestra sociedad militarizada o de esclavos, como se prefiera, basada en presupuestos tales como el trabajo dignifica, el amor para toda la vida, etc. etc. - .

Es curioso como a través de la Historia de la Iglesia podemos llegar a conclusiones que de otro modo serían muy difíciles a causa de la destrucción del pasado que, de manera sistemática, realizan los gestores de la Cultura Oficial.

También resulta curioso cómo la Historia oficial entrega a la justicia del tiempo a determinados chivos expiatorios que sólo hacían lo que todo el mundo. Lo especial en este caso es que los chivos expiatorios són los Papas de la Iglesia Romana. Y es curioso ver cómo la Iglesia Romana los entrega sin defensa posible al linchamiento moral de la historia.

Algunas Congregaciones religiosas conservan - como si fuera de orígen divino -, el privilegio artistocrático del repudio al trabajo, vigente en la Edad Media. Y el casto amor cortés que nació de los excesos misticismos del pueblo cátaro, pudo estar en el orígen del amor a Dios que profesan muchas religiosas y religiosos cuyas órdenes y monasterios se fundaron en la época - siglo X -.

Sea éste un recuerdo de cómo una sociedad absolutamente perversa y libertina, según nuestros cánones fue la que dió orígen a una cultura - la Renacentista - en la que aún nos movemos y que todavía no ha desarrollado todo su potencial revolucionario.

No olvidemos que Leonardo da Vinci fue el único - de los grandes - que permaneció fiel a la Revolución Renacentista, quizá por eso murió exiliado en Amboise, Francia. Los otros dos del triunvirato (1)tuvieron que hacer de tripas corazón en Roma.

(1) Oliver Everett, Librarian of Windsor Castle en Clayton, Martin, 1999, "Raphael and his circle, drawings from Windsor Castle, Merrell Holberton Publishers London

1 comentari:

Osvaldo ha dit...

Como tengo que hacer algunos trabajos para la escuela estaba buscando en internet acerca del renacimiento y por eso trato de conseguir informacion de diverso estilo. Es por eso que me importa obtener buenas fuentes sobre historia renacimiento y hacer un buen trabajo